EL BESO FEMENINO

descarga (1)

Alguna vez tocamos este tema. Producto de nuestra inveterada manía de analizarlo todo, especialmente lo que ocurre a nuestro alrededor, nos detuvimos alguna vez en la contemplación de los besos femeninos y su forma de manifestarlo. Muchos años atrás el ósculo (suena cursi) era posar los labios en la mejilla del otro. Era lo normal. Pero después, no sabemos por qué, los labios no tocaron más la mejilla ajena, sino hicieron una mueca de beso, haciendo ruido con los labios, disparándolo al espacio, al cosmos, al mundo alienígeno. Aún más, solo juntan las mejillas. Incluso algunas mujeres, en vez del chasquido, dicen muac. Y retiran las caras felices, sonriendo, diciendo cómo estás, que gusto de verte, tanto tiempo, cómo está tu señora o simplemente como te va. Es lo normal hoy. Lo sorprendentes es cuando algunas encantadoras mujeres estampan un sonoro beso en nuestras mejillas, ojalá cerquita de la comisura de labios (no, eso es mucho, no se pase para la punta amigo), sintiendo esa suave posar de labios que nos hechiza. Es una caricia. Como no es normal, nos parece curioso y miramos a la mujer que nos lo dio. Deben venir de otro planeta por lo efusivas. Sin duda, tendemos a quererlas más que al resto. Es natural. Recibir un mimo así no es lo usual. Así que gracias chiquillas por esos “ósculos” cariñosos. Son  nuestras ídolas.

ARTURO FLORES PINOCHET escritor 2020

.