La Novela Histórica en Chile

adios-al-septimo-de-linea-tomo-iii-y-iv-2_MLC-O-33615997_6973Los grandes exponentes.

Por Jorge Arturo Flores

Alberto Blest Gana, Magdalena Petit y Jorge Inostrosa representan, grosso modo, la mayor participación de los escritores chilenos en el desarrollo de la novela histórica. Sus trabajos abarcan desde la última mitad del Siglo XIX (en el caso de Blest  Gana) hasta gran parte de la primera mitad del Siglo XX (Magdalena Petit y Jorge Inostrosa).

Posteriormente, la literatura chilena, ha incursionado en estas materias, aunque no con delirio, y al final del siglo XX y parte de XXI han surgido interesantes textos que transportan como telón de fondo la historia chilena.  Los mencionaremos, a titulo informativo, más adelante.

ALBERTO BLEST GANA

Lo han llamado el Padre de la Novela Chilena y muchos estudios apuntan hacia su obra como una de las más señeras en la historia literaria. La obra que mejor lo representa en el nicho de la novela histórica es Durante la Reconquista, dos tomos considerables que trata sobre las andanzas de Manuel Rodríguez, la brutalidad de San Bruno, los amores de chilenas con los españoles, las vicisitudes para organizar al ejército libertador allende los Andes. Contiene una rigurosidad de pormenores notable y ha permanecido en el tiempo. La crítica en general lo retrata como novelista histórico y ello podría colegirse de la temática de sus obras, basadas, ante todo, en etapas pretéritas, aunque no necesariamente con argumentos de la materia. Es posible que la apreciación  sobre el valor histórico de su obra en general tenga que ver con la descripción de las escenas de la vida social imperante en cada uno de sus textos. Así, por ejemplo, en El Loco Estero, si bien tiene un tinte biográfico, se aprecia  la vida cotidiana desarrollada en los decenio de Prieto y Bulnes. La riqueza nacional, producto de la Guerra del Pacifico, pone el dedo en la llaga en Los Trasplantados, un tipo de compatriotas que viven en Paris y abjuran de su origen suramericano.

Pero si de tema histórico se trata, Durante la Reconquista es su mayor friso.

MAGDALENA PETIT

 Escritora prolífica en obra de raigambre pretérita, poco mencionada a la hora del recuento, merecedora alguna vez del Premio Nacional de Literatura. Su trabajo centróse en las vida de algunos próceres de la nación, como es el caso de Manuel Rodríguez Diego Portales, prosiguiendo después con el desarrollo de las andanzas de Los Pincheira,  ingresando en la vida de La Quintrala y acercándose a la mitología chilota con el Caleuche.

JORGE INOSTROSA

 A nuestro juicio es el mayor novelista histórico de Chile, opinión que fácilmente no debería ser compartida, especialmente entre quienes gustan del purismo literario o se adscriben a las aulas académicas o simplemente porque no es santo de sus devociones. Puede ser.

Ya lo sabemos, en materia de gustos…

A diferencia de otros noveladores del pretérito, Jorge Inostrosa ofrece un trabajo que se enmarca en la cronología y cubre épocas precisas de nuestra historia. Es decir, tiene una columna vertebral bien visible, lo que habla también de un trabajo riguroso, cierto, con amplia perspectiva histórica.

Veamos.

La Colonia está representada por la vida de El Corregidor de Cal y Canto. La Independencia se viste de gala con Los Húsares Trágicos (vida de los hermanos Carrera y Manuel Rodríguez) y también con su texto Bajo las Banderas del Libertador. Más adelante, la guerra de nuestro país contra la Confederación Perú boliviana tiene en Se las Echó el Buin y El Ministro Portales a sus fieles representantes.  Desembocamos finalmente en su obra maestra, referida a la conflagración La Guerra del Pacifico: 5 tomos de Adiós al séptimo de Línea.

Quedan flotando entre medio algunos libros que narran, en forma de crónica, diversas anécdotas de las etapas enunciadas: Hidalgos de Mar (transcripción del combate de Iquique, Punta Gruesa y Angamos escrito en su obra Adiós al séptimo de Línea) , La Justicia de los Maurelio, El rescatado por Dios, Fantasmas y Retratos de la tradición, Huella de Siglos, Siempre una Mujer.

Otros representantes

Los historiadores hacen partir a Alberto Blest Gana como el fundador de la novela histórica. Puede que si, puede que no. Pero dejado ese eslabón, nombremos a los novelistas chilenos que sustrajeron de la historiografía temas para sus relatos. Los hay desde finales del siglo XIX, primera mitad del Siglo XX y luego los que pertenecen al resto del Siglo XX y principios del XXI y que lo han nominado como Nueva Novela Histórica.

Veámoslos, sin orden: Antonio Gil (Hijo de mi, Cosa Mentale y Mezquina Memoria), Fernando Jerez (Un día con su Excelencia), Francisco Simon (Martes Tristes), Darío Osses (El Viaducto), Virginia Vida ( Balmaceda, varón de una sola agua, Javiera Carrera, Madre de la Patria; Oro, veneno y puñal), Mercedes Valdivieso (Maldita yo entre las mujeres), Jorge Guzmán (Ay mama Inés, La Ley del Gallinero), Guillermo Blanco (Camisa Limpia), Jorge Edwards (el sueño de la historia), Juanita Gallardo (Déjame que te cuente), Eduardo Labarca (Butamalon), Guido Eytel (Casa en el agua), Pedro Straiger (la corona de Araucanía), Patricio Manns (El corazón a contraluz), Fernando Alegría (Lautaro, Libertador de America), Liborio Brieba (Los Talaveras), Reinaldo Lomboy (Puerto de Hambre y Ranquil), Víctor Domingo Silva (El Mestizo Alejo), Benjamin Subercaseaux (Jemmy Button), Carlos Droguett (50 muertos en la escalera), Manuel Rojas (la Ciudad los cesares), Hugo Silva (Pacha Pulai),  Isabel Allende (Inés del Alma mía y la Casa de los espíritus), Hernán Rivera Letelier (Santa María de las Flores Negras) y un largo etc.

LOS TEMAS HISTÓRICOS

 La Colonia, Independencia,  las guerras de la Araucanía, del Pacífico,con los peruanos y bolivianos (2 contiendas) en el medio, y la del 91, son los temas que más abarcan los escritores chilenos en sus trabajos literarios. Las figuras canónicas de Diego de Almagro, Inés de Suárez, Pedro de Valdivia, O’higgins, San Martín, José Miguel Carrera, Manuel Rodríguez, Lord Cochrane, La Quintrala, Diego Portales, Los Talaveras, el Corregidor de Cal y Canto, Los Pincheira, etc. son los personajes que resaltan.

Hay textos que tienen a la dictadura de Pinochet como telón de fondo como asimismo los tiempos de Alessandri Palma, la confrontación mapuche, las salitreras, el gobierno de Allende, etc.

En todos ellos, los escritores chilenos han dado con pasajes significativos en cuanto a interés y respaldo auténtico. Si bien la novela histórica no ha sido género que prolifere tanto como en otras naciones, al menos lo que hay escrito basta para dar un panorama esclarecedor sobre su producción.

TEXTO: Jorge Arturo Flores

Artículo publicado en La Letra Grande.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s