LOS PEAK MUSICALES Y LITERARIOS

Un amigo músico comentaba el artículo que escribimos sobre el tema. Y nos decía que la música de los 50, 60,70 y 80 fueron un peak y que no columbraba después algo similar. Y como es artista nos preguntaba: ¿pasará lo mismo con la poesía?, ¿tuvo también alguna vez un pináculo y después no pasó nada o muy poco? Interesante tema. No nos cabe duda, por ejemplo, que en términos de música clásica la meseta más alta culminó con los grandes clásicos llámense Beethoven, Vivaldi, Brahms, Chopin, Mozart, Liszt, etc.,  y las óperas de Verdi, Puccini, Bellini, etc. Después de esa maravillosa época no surgieron más talentos. Hablamos, por cierto, de la composición musical, porque hoy abundan los que ejecutan aquellas creaciones y lo hacen magistralmente, especialmente  niños. Algo pasa ahí. Cuanto a la música popular, la que más se escucha, si bien consideramos que no tiene aún el brillo de años  enunciados más arriba, es cierto que ha mantenido una línea creativa y han brotado diversos bailes y creaciones, adecuándose a los tiempos juveniles.  Es innegable. Bien, ahora lo preciso. La literatura. A lo largo de la historia surgieron tanto en narrativa como poemática diversas corrientes, tendencias, escuelas o manifestaciones o como quiérase llamar: romanticismo, naturalismo, realismo, surrealismo, neoclasicismo, etc. Todo terminado en ismo. Muchas tuvieron su cenit y luego decayeron, desapareciendo. Otras aguantaron el chaparrón de la evolución, pero igual  se esfumaron. Tuvieron entonces su punto alto, aparecieron poetas y narradores que alcanzaron la cúspide y han cogido el manto de clásicos. En la actualidad cuesta dimensionarlo y otorgarles esa categoría. En Chile, por ejemplo, no hay poetas y escritores de la talla de Parra, Neruda, Mistral, Huidobro, Teillier, Manuel Rojas, Donoso, etc. Es una época pobre, escuálida en talentos, muy uniforme en lo político, pero deslavada en lo puramente artístico. No hay nombres que le lleguen a los talones y tampoco hay esperanzas que lo consigan. Mala época para la narrativa y la poemática. Al menos en Chile. En sustancia, hubo peak en nuestro país en lo relativo a la literatura. Habrá que esperar ahora si la cuestión mejora. Por las vistas, se ve difícil. ¿Qué piensa usted?

ARTUTO FLORES PINOCHET escritor 2020