PREMIO PARA “PARASITE” Y “JUDY”


Hemos visto estas dos películas, ganadoras del último Oscar. Notables filmes. “Parasite” tiene varias lecturas, especialmente sociales. Es un trabajo que deja pensando sobre muchas cosas, en especial, sobre el mundo de quienes poseen riqueza y se aburren notablemente, además de ser ingenuos, casi tontos. Ahí el dinero no les provoca felicidad. Seres que viven un mundo de burbujas, vacíos completamente. También dibuja con magistralidad el universo de los pobres en Corea del Sur, personas que se ganan la vida como pueden y no son parásitos. Pero “Judy”, encarnada magistralmente por Reneé Zellweger, es sencillamente notable y emociona hasta las lágrimas. ¡Qué película! Para quienes gustan del romanticismo, de las relaciones de pareja, sufrimiento y escasas alegrías, con mala suerte en todos sus matrimonios (llegó a cinco. Elizabeth Taylor le ganó), el filme representa una puesta en escena que gustará, aunque sobrecoge, mantiene el interés y al final conmueve. Es un “biopic” (filme sobre una biografía).Es una tragedia constante. La protagonista no puede contra su afición a los barbitúricos, alcohol y los fracasos amorosos que se reiteran uno tras otro. No levanta cabeza. Tiene escasos momento de alegría y su existencia transcurre a sobresaltos. Sin embargo, pese a ese trasfondo terrible, en la vida real Judy Garland fue muy querida, tuvo un éxito apoteósico tanto en filmes como en presentaciones personales. Su cumbre es “El Mago de Oz”. Le fue bien en lo artístico, pese al fardo interior. Pero, como tantos artistas que deambulan con un martirio íntimo, no pudo sobreponerse y, a muy temprana edad, cortó su racha de cantante. Falleció a los 47 años.
ARTURO FLORES PINOCHET escritor 2020