RICARDO LATCHAM Gran crítico literario

articles-69046_thumbnail-thumb

Por Jorge Arturo Flores

Junto a Alone, Raúl Silva Castro, Hernán del Solar e Ignacio Valente, Ricardo Latcham forman el grupo de los grandes críticos literarios de las letras chilenas durante el siglo XX.

Su trabajo, al igual que los mencionados, lo realiza al través del periodismo, la docencia y los libros, especialmente del primero.

Metódico e instruido, su crítica literaria es exhaustiva, completa y profunda. Apunta a las virtudes, estructura y contenido literarios. Trae a cuento comparaciones, ideas generales, datos fidedignos y exactos, categorías, nociones inusuales. Para su tiempo, fue un vanguardista en el comentario literario, por cuanto se apartó de los cánones tradicionales y buceó en las letras latinoamericanas con especial énfasis.

EL HOMBRE

Comentarios literarios tejido en torno a su personalidad lo retratan como un hombre muy inquieto, conversador impenitente, mejor dicho, una gran monologante, con juicios agudos y ácidos respecto de otras personas, específicamente en el ámbito político.

Extravertido y poseedor de una curiosidad omnívora; sumamente franco, auténtico, leal y sincero; gran amigo de sus amigos, cáustico, en especial, durante sus apasionadas polémicas, donde no se caracterizaba precisamente por lo seráfico de sus punzantes estiletes. Humorista de marca mayor, se solazaba en hacer resaltar – con ironía – hechos anécdotas, sucesos, en que han participado cierta clase de hombres públicos. En este sentido son innumerables las “chanzas” y chascarrillos que el escritor comentaba a su festivo auditorio” (del libro Cuatro Grandes en la Crítica Literaria Chilena de Jorge Arturo Flores)

LA OBRA

Al igual que sus colegas, la producción literaria de Latcham se encuentra dispersa en innumerables diarios, periódicos, revistas y libros. Fueron escasos los volúmenes editados por el comentarista, debido a que su mayor labor la realizó en términos de conferencias, charlas, disertaciones pedagógicas, no tan sólo en Chile, sino en países del orbe. Su aportación libresca, entonces, no es mucha y no hay correspondencia con su vasta faena global. No muestra en toda su amplitud lo que en realidad fue la vida literaria de Latcham. Le faltó sin duda proyección histórica, mayor ahínco en aprovechar sus nada despreciables conocimientos en materia latinoamericana.

Careció de organización.

La nómina de los libros publicados es la siguiente:

1.- Escalpelo .1926
2.- Chuquicamata, estado yanqui,1927.
3.- Vidas ardientes, 1927
4.- Itinerario de la inquietud, 1931
5.- Vida de Manuel Rodríguez, 1932
6.- Estampas del Nuevo Extremo, 1941
7.- Doce Ensayos, 1944.
8.- Antología de escritores contemporáneos en USA, 1944
9.- Carnet Crítico, 1962

Texto Jorge Arturo Flores. Registro de Propiedad Intelectual.
Obtenido de http://www.semblanzasliterarias.wordpress.com